28 noviembre, 2014

Un trozo de Corazón Rebelde

Ha ocurrido…
Un «snippet» de Rebel Heart se ha filtrado y el mundo se ha paralizado.
Esta mañana sonaba desde un mini archivo de audio de Whatsapp en mi oído izquierdo desde el altavoz exquisito de mi SmartPhone, nada más abrir los ojos y la aplicación, la cual tenía más mensajes sin leer que plumas un little monster.
Para todos aquellos que no lo habéis oído y deseáis llegar vírgenes al matrimonio, perdón, (que de esos ya no quedan) al lanzamiento oficial, pues no seguir leyendo. En cambio, si eres un viciosillo confeso (o no, que a veces da más morbo descubriros) y has pulsado el «Play» pues sigue leyendo y deja luego tu impresión en los comentarios.

La he sentido. La he notado. Si… me ha entrado.

Ella, la más bella, la más Divina… estaba ahí.

Y con esto no me refiero a que he confirmado que la voz de esta mini filtración de baja calidad era mi artista favorita desde hace 30 años («Mi artista» en realidad) que lo es… sino a que he notado ese cosquilleo en el estomago que desde «Confessions On A Dance Floor» (con permiso de ese maravilloso temazo llamado «Celebration») no sentía.
He visualizado a Madonna en el estudio de grabación implicada. He visto su mente concentrada en ello. Las notas de su voz emanan dedicación y entrega a esas palabras que están saliendo por su divina garganta.

Evidentemente, si ya te metes una, pues ya desvirgado… sigues.

Y no he parado de hacerlo. Mi dedo jugaba con el interruptor de mi aparato y la melodía no paraba de sonar y deleitar mis oídos… y mi mente.
He seguido un rato disfrutando en la cama con ganas de llegar al clímax, pero con ese tamaño tan pequeño, he creído mejor parar y… encender mi PC.
Era el lugar ideal para poder seguir con lo empezado, pero con más medios.
He seguido haciéndolo y no he podido evitar que a mi cabeza llegasen imágenes orgasmicas de la era «American Life». Los registros son muy parecidos, y la voz de Madonna suena muy a los acústicos que nos ofrecía por aquel entonces.
Es tan «Miles Away», tan «Love Profusion». Todo ello unido un poco a un ritmo que se oye por debajo que me ha transportado al tema principal de la película «La historia interminable» de nuestra amiga Limahl. Algunos amigos me cuentan que hay un coro por ahí que se parece a un tema de Kylie, pero como yo no sigo mucha a esa chica que canta, pues no he profundizado en ello.
El caso es que me ha dejado muy buen latir este Corazón Rebelde.
Deseando que no se filtre nada más (este es el otro tema caliente del día en las redes) y que el disco salga para Marzo, por que es el «mes Madonna».
¡Nos encanta un lanzamiento en Marzo!.

Así que ahorrar mis niños divinos que ya están montando la feria.