13 junio, 2015

Divina Madonna 15: La Niña Bonita #1

Hoy es un día importante. Sentado en la cómoda silla para el  ordenador de mi salón (si, el PC con la conexión a internet es ahora la parte importante de esta habitación principal de la casa que antaño, colocábamos en la salita de estar o en el cuarto para estudiar) me dirijo a todos vosotros con la experiencia que dan los años. Cierro los ojos y puedo recordar (no como si fuera ayer) que también estaba sentado en otra silla (esta menos cómoda y en el aula de una Universidad donde impartían un curso de aquellos que había para crear paginas web) frente a la pantalla de un PC cuando tal día como hoy, pero del año 2000, recibí una llamada telefónica que me decía: “Chris, ¿estas delante del PC?… Escribe esta URL”.
Desde ese mismo instante despegaba uno de los proyectos más importante en mi vida.
Divina Madonna cumple años. En concreto 15 años.
Se escribe pronto, pero han sido tan largos y tan sacrificados, que han convertido este viaje en algo maravilloso, cargado de vivencias y sobre todo de sensaciones. La llegada a Internet del Club de Fans de Madonna en España fue un acontecimiento que marcó un antes y un después. Pero como todo lo bueno, costó mucho trabajo y esfuerzo.
En la segunda mitad de la década de los 90, cada semana acudíamos a los estudios radiofónicos de Los 40 Principales para llevar a todos los fans de España las ultimas noticias que nos llegaban de la Reina del Pop. Es cuando conocí por encima lo que era esta nueva herramienta de comunicación, sin saber aun que revolucionaria la sociedad en cuestión de años. Eran muchos los socios que me mandaban paginas con noticias, rumores y fotos, preparadas ya para publicar como suplementos “Spotlight” que yo mandaba impresos, por correo ordinario.
Mi vida era muy completa y activa en aquellos tiempos y no me llamaba nada el dejarme la vista frente a un PC y dejar a la suerte de mi genética el que pasar mas de una hora sentado en mala posición diera como resultado perder la cintura, a la que muchos de mis amigos ya habían dicho adiós. Pero algo me decía que el futuro parecía estar en por ese camino, por mucho que yo fuera reacio a ello.

Poco a poco imperaba el tener nuestro “pequeño” rincón en eso que denominaban “Red”.
Recuerdo que en 1996 en la Premier de Evita en Madrid, comenté a los que allí estábamos al ser preguntado: “Pues estoy muy verde en este tema. No se como será ni se que secciones puede tener. Lo único que tengo claro es desde hace mucho tiempo como se tiene que llamar. No existe un nombre mejor: DIVINA MADONNA”.
Así que como Presidente del Club de Fans en España, desde 1987, me dispuse a trabajar en ello, como lo había hecho hasta ahora, todo con una ilusión desbordante que todos los que me conocéis de aquellos años, recordareis.

11535419_10204594716536027_585666597_o
No fue nada fácil el abrir paso. Hoy en día, detectamos el #postureo a la mínima, pero en 1999 y desde el anonimato y todo el vacío legal en el que se movía este medio, descubrí que la gente puede llegar a ser muy falsa detrás de un Nick. El caso es que de nada sirvió toda mi buena fe de unirme a ninguna de las mini Paginas que algunos portales multi-tematicos ofrecían gratuitamente a algunos aventajados en llegar (los universitarios disfrutaron de este servicio mucho antes que los fans más maduros que tuvimos que esperar a la llegada masiva a los hogares) , y que actuaban como si fueran mini dioses (sin nombre ni rostro claro está). El caso es que tras muchos malentendidos totalmente intencionados, muchos desplantes, mucha mediocridad humana, al final decidí que mi cometido era crear algo que no había en esto llamado Internet: Una Web hecha por Fans para fans, donde desde el minuto 1 cualquiera que quisiese podría formar parte del Staff. No entendía como alguien podía llevar una web donde el slogan era “Paso de los fans de Madonna, no me identifico con vosotros, yo esto lo hago solo por ella”.  Y lo peor de todo esto es que parecía que esto le daba igual a los usuarios, que también era cierto que muchos eran para darles de comer aparte y que lo único que hacían era usar los servicios sin agradecer nada (cosa que no ha cambiado mucho a día de hoy, para que engañarnos).
Lo más curioso es que uno de estos iluminados miniwebmasters llegó a decirme una frase de lo más lapidaria:
“Suerte, pero no estoy interesado en ninguna Sección para el Club de Fans aquí. Es que sinceramente, no le veo mucho futuro. Ahora con Internet, tu reinado se ha acabado. Te doy máximo 8 meses para desaparecer”.

Y que razón tenía aquel sucedáneo barato de Rappel. Sus vaticinios se cumplieron a rajatabla.
A los 8 meses la web desapareció…

LA SUYA.

….

El 13 de Junio 2000 tras muchos meses de trabajo se lanzaba la web de Madonna en castellano y desde el primer día se formó la hecatombe.
Pero esto te lo cuento mañana….

(continuará)