Like a Virgin

01 - like a virgin

Like a Virgin / 12 Noviembre 1984 / 21.000.000 de copias vendidas en todo el mundo

El éxito de Madonna gracias a su primer álbum no había hecho más que comenzar y aunque no era una artista mundialmente conocida, Sire quería dejar claro que tenían entre sí a una de las mejores artistas pop callando así las voces que afirmaban que iba a ser una cantante temporal que pronto desaparecería.

Para ello Madonna se despegó de todos los ayudantes con los que había realizado su álbum debut y ficho a uno de los productores del momento y famoso por su trabajo con David Bowie Nile Rodgers. Las ganas por seguir avanzando eran muchas y el disco se comenzó a gestar en la primavera de 1984 pero hubo que esperar hasta finales de ese año para poder lanzarlo, ya que en las radios y en las listas de ventas los singles de “Madonna” y en concreto su último single “Borderline” seguían sonando y pegando con mucha fuerza. Así, hubo que esperar hasta noviembre para poder lanzar el disco, un disco que se convirtió en toda una revolución.

Seis días antes de que apareciera el larga duración llegó a las tiendas su primer single, que llevaba el mismo nombre “Like a Virgin” y con él el primer gran cambio de imagen de Madonna. Atrás quedaron el rubio alborotado y las pulseras de plástico para dar la bienvenida a la lencería y a las cruces, algo que ya se intuía en los anteriores singles de Madonna, pero que no vimos de manera explícita hasta este momento. Su pelo aparecía más ondulado y oscuro y todos nos quedamos fascinados con la portada del single. En noviembre del 84 ya estaba “Like a Virgin” en las tiendas, un tema que todo el mundo esperaba con ansia desde que Madonna lo presentara en la famosa primera entrega de los MTV VMA que se celebró el 14 de septiembre y en la que ella fue el centro de la gala al aparecer dentro de una tarta y terminar el tema rodando por el suelo contra todo lo ensayado, haciendo que ella y el show tuvieran una publicidad y éxito inmejorable. Y ahí estaba el sencillo, una portada plateada que enmarcaba la foto de Steven Meisel, el fotógrafo que ocho años después trabajara con Madonna en el famoso libro SEX. De esta misma sesión salió la que fue la portada del álbum, una foto que muchos vieron como demasiado atrevida. Para evitar que el vinilo fuera relegado a los más escondido de las tiendas, Sire diseñó una contraportada que pudiera servir como portada para los locales más recatados y de ahí que en ambos lados del LP apareciera el título del álbum. Y el single hizo explosión en los charts. Con “Like a Virgin” Madonna consiguió su primer número 1 en el Billboard americano y entonces sí, se hizo megafamosa en el mundo entero. El tema, que nació en un primer momento como balada y que estaba firmado por Billy Steinberg y Tom Kelly, autores de temazos como “True Colors” de Cyndi Lauper, “Eternal Flame” de Bangles o “So Emotional” de Whitney Houston, se vio transformado en una perfecta composición pop de manos de Nile Rodgers que consiguió convertir el tema en una bandera para los fans de Madonna durante décadas. La cara b del single fue “Stay”, el tema que cerraría el álbum y que estaba firmado por Stephen Bray, que aparecía de nuevo en la carrera de Madonna y en su nuevo disco para firmar cuatro temas: “Over and over”, “Angel”, “Pretender” y el citado “Stay”. Para rubricar el éxito del tema se dedicó más presupuesto para el nuevo video de Madonna y por ello se fueron hasta Venecia para grabar el famoso clip, uno de los iconos de los videos musicales de los ochenta. Lo volvió a firmar Mary Lambert, cada vez más afín al trabajo de Madonna y todo fueron alabanzas. Tanto fue el así que se usó una foto del clip para la portada del maxi europeo.

Dos meses después del lanzamiento del primer single, todo estaba preparado para la llegada de algo nuevo, todo el mundo tenía ganas de más Madonna y ella no decepcionó. Para el nuevo single se pensó en lanzar el segundo corte del álbum llamado “Material Girl”. Lo que nadie se iba a imaginar es que esta canción se iba a convertir en uno de los grandes legados y por el nombre que se iba a catalogar a Madonna para siempre. Si con “Like a Virgin” el mundo se paralizó, con “Material Girl” la cosa no fue muy diferente. Madonna nos sorprendió en el clip con una nueva imagen y empezamos a darnos cuenta de que el adjetivo “camaleónica” iba a ir acompañando a Madonna durante toda su carrera. El video fue bastante importante para Madonna en lo personal y en lo artístico. De sobra es conocido que en la grabación del mismo conoció al que en pocos meses se convirtió en su marido Sean Penn. En cuanto a resultado en su carrera, no pudo ser mejor. Allí aparecía Madonna, rubia completamente y emulando a Marilyn en “Los caballeros la prefieren rubias”. Un escenario y un vestuario copiado al del film hicieron que Madonna fuera comparada con la gran estrella del cine y ella se situaba como su similar en el mundo de la música: una estrella recordando a otra estrella. Todo el mundo quería ver el videoclip una y otra vez y su directora, de nuevo Mary Lambert, no podía estar más orgullosa del trabajo realizado. En cuanto a los charts, el tema rozó lo más alto del Billboard quedándose en el 2, el 3 en Inglaterra y en cuanto a España, consiguió alzarse en el 10. El tema firmado por Peter Brown y Robert Rans fue todo un éxito. El single tuvo dos portadas, la oficial americana y la que se lanzó en otros países como fue en la mayoría de Europa. En la primera de ella aparecía una foto de Madonna de Steven Meisel de la misma sesión del álbum que estaba sobre una especie de tocador, todo ello fotografiado por Victoria Pearson bajo diseño global de Jeri McManus.

La promoción del álbum fue varias veces interrumpida por la propia de otros temas que Madonna había grabado para sus primeras incursiones en el mundo del cine. De esta manera, tras “Material Girl” llegó dos meses después “Crazy for You”, otro número 1 de Madonna en Estados Unidos, pero que tocaremos dentro de su propio álbum. Tras éste, un nuevo single de su segundo disco llegó a las tiendas. Se trataba de “Angel”y vio la luz el mismo día que comenzaba la primera gira de Madonna “The Virgin Tour”. Warner no estaba dispuesta a que el álbum se viera eclipsado por los temas de Madonna que estaban saliendo y que no pertenecían al álbum, así que se apresuraron en lanzar este nuevo single, el tercero del álbum. Ya salía por fin un sencillo con una canción firmada por Stephen Bray, que tendría mucho por ofrecer en el futuro y que se caracterizó por ser uno de sus singles menos conocidos, por no tener clip pero a su vez por ser uno de los más vendidos de su carrera. ¿La razón? Pues que en USA era la única manera de conseguir el tema “Into The Groove”, tema principal de la primera película en la que Madonna aparecía como protagonista y que hizo que la cara b del single fuera más importante que el propio tema principal. En Europa, lo que se hizo fue re-editar el álbum para incluir el tema y a su vez también y aprovechando el momento de éxito que vivía Madonna se re-editó el primer álbum bajo el título “The First Album” usando diferente imagen al original pero la misma tipografía que el segundo álbum. Además, el tema “Into the Groove” salió como single, cosa que no pasó en Estados Unidos. Siempre “Angel” fue un tema maltratado ya que además de no tener apenas promoción, fue uno de los tres temas que fueron eliminados de la edición en video del tour “The Virgin Tour”. En la portada del single aparecía Madonna y mientras que la contraportada del single se basaba en un dibujo azulado, la del maxi estaba dedicada exclusivamente a “Into the Groove”, lo que convirtió el formato prácticamente en un single con dos caras a, como se pretendió en Estados Unidos.

El mismo mes de julio de 1985 en el que Europa bailaba al ritmo de “Into the Groove”, Estados Unidos decidió lanzar “Dress You Up”, el que sería el último single mundial de “Like a Virgin”. El tema, creado por Andrea LaRusso y Peggy Stanziale tenía unos ritmos y unos sonidos pop que no hicieron más que hacer de éste otro gran éxito y una de las canciones preferidas del álbum para los fans. En nuestro continente, la salida del single tuvo que esperar más tiempo en salir y no fue hasta diciembre que lo hiciera para conseguir el mismo buen éxito. Al ir un poco desacompasado este lanzamiento entre un continente y otro, en USA se eligió como cara b “Shoo-Bee-Doo”, pero como ya apareció como tal en el single europeo de “Into the Groove”, en Europa se optó por rescatar “I Know It”, perteneciente al primer álbum y que ya fuera cara b de “Holiday”. De la misma manera, salieron dos portadas diferentes, las dos basadas en imágenes del tour y mientras la europea mostraba la cara de Madonna sobre un fondo negro, la que ha quedado como principal fue la americana, todo un diseño puramente pop y colorista creado por Jeri McManus con fotografía de madonna_likeavirgin_BACKSIDE_massiveNeal Preston.De hecho, hasta su contraportada está correctamente valorada. Por su parte, Francia que ya había empezado a lanzar sus propias portadas continuó con esta práctica que seguiría haciendo en los dos próximos álbums de Madonna. El tema consiguió llegar al 5 de Inglaterra y Estados Unidos y al 11 en España y cerró la promoción internacional de “Like a Virgin” de manera inigualable, aunque aún quedaba por aparecer otro single perteneciente a la película “Vision Quest” llamado “Gambler” y dos del álbum en países concretos. Ese fue el caso de “Over and Over” que se lanzó en Italia y que obtuvo su reconocimiento mundial años después en “You Can Dance”; y “Love don’t live here anymore” (con “Over and Over” como cara b), primer cover de Madonna (sobre el original de Miles Gregory) que hizo lo propio en Japón y que apareció cinco meses después del último single “Dress You Up” y a dos meses de que apareciera el adelanto de su siguiente álbum mientras Madonna grababa en Japón su nuevo film “Shanghai Surprise” junto a su ya marido Sean Penn. Y tras estos lanzamientos sí que llegó el fin de la era “Like a Virgin”, concluida tras una extraordinaria lista de singles de éxito y una primera gira que la llevó a las mejores salas de Estados Unidos en las que Madonna derrochó su estilo y demostró que era un monstruo del directo. Junto a todo esto, el álbum duplicó las ventas del primero y dejó claro que Madonna no iba a ser estrella de un solo éxito.

Tracklist

1. Material Girl 4:00
2. Angel 3:56
3. Like a Virgin 3:38
4. Over and Over 4:12
5. Love Don’t Live Here Anymore 4:47
6. Dress You Up 4:01
7. Shoo-Bee-Doo 5:16
8. Pretender 4:30
9. Stay 4:07