Evita

album_evita21996 se convirtió en un año dorado para la carrera de Madonna. Por fin y tras años de deseo, Madonna cumplía su objetivo de protagonizar la película del musical creado por Andrew Lloyd Webber y Tim Rice “Evita”. Muchas habían sido las veces en las que a lo largo de su carrera había dejado claro que quería ser quien diera vida en la gran pantalla a Eva Perón en el famoso musical y fue a mitad de la década de los 90 cuando por fin vio su sueño hecho realidad.

Alan Parker, director de películas como Fama o El Expreso de Medianoche se puso manos a la obra con el guión de lo que iba a ser una mega producción de Hollywood. Quería hacer la versión cinematográfica del taquillero musical de Broadway y uno de los puntos claves del éxito de la película estaba en elegir a la perfección la actriz que llevaría a cabo el papel protagonista. No faltaron grandes nombres en la quiniela y ahí estaban Liza Minnelli, Meryl Streep o la que más cerca estuvo de conseguirlo, la actriz de moda en aquellos años Michelle Pfeiffer. Pero Madonna no iba a permitir que nadie le arrebarata el papel y ni corta ni perezosa le escribió una carta personal a Alan Parker en la que, además de expresar su deseo de protagonizar el film y darle las razones por las que ella era la elección perfecta para llevarlo a cabo, le incluyó un video con el clip de “Take a Bow” como muestra de su capacidad interpretativa y de la imagen que podía dar vestida de manera más o menos parecida a la que podría ser la de Eva Perón.

Fuera o no por la famosa carta, finalmente Alan Parker decidió que fuera Madonna la protagonista y empezó así una época de ensueño para ella. La película era toda una megaproducción que se rodaría en Argentina y Hungría y todo el mundo estaba pendiente de la grabación del film. Además de ser Madonna todo un reclamo para la cinta, el protagonista masculino no podía ser más comercial que el que fue, Antonio Banderas. Sólo habían pasado cinco años desde que Banderas dijera “no” a Madonna y para todos, el que se juntaran como los protagonistas de una película, llamaba bastante la atención.

Para el comienzo de la grabación todo el equipo se trasladó a Argentina para dar una rueda de prensa inicial y el país dio la bienvenida a Madonna con pintadas de rechazo hacia que ella fuera la que interpretara el papel de Eva Perón, un personaje aunque odiado por algunos, muy querido por otros e incluso llegando a ser creida como santa para cierta parte de la zona.

Una vez más Madonna veía como todo se ponía cuesta arriba, pero ella estaba acostumbrada a ello. Antes de que comenzara el rodaje del film se grabó el álbum y fue aquí cuando la carrera de Madonna dio un giro de 180 grados en lo que se convirtió como uno de los momentos claves en  su carrera y el que cambiaría la forma de hacer música para Madonna desde aquel momento. Cuentan las malas lenguas que cuando se pusieron a grabar las primeras tomas del álbum con Madonna, todo el equipo se echó las manos a la cabeza pensándose seriamente si debían cambiar de actriz. No gustaron las formas de cantar de Madonna y su manera de interpretar las canciones y pusieron en duda si ella sería capaz de estar al nivel que las composiciones requerían, pero decidieron darle una nueva oportunidad, eso sí, siempre y cuando ella aprendiera a cantar de una nueva manera y dando clases de canto. Y así lo hizo. Madonna como siempre superó el reto y cambió desde este momento su manera de cantar para siempre.

Para Madonna, éste estaba siendo un momento lleno de satisfacción y fue tanta su plenitud que decidió tener su primer hijo y se quedó en estado durante la producción del film. Mucha publicidad había hecho sobre quién sería el padre de su hijo y el elegido fue su novio de aquel momento, el preparador físico Carlos León. Madonna buscaba con esta película, además de abastecer su ego personal, ser reconocida por fin como actriz y por supuesto que lo consiguió, sobre todo al ser galardonada con el Globo de Oro a la mejor actriz del año, aunque también existieron otros sectores que seguían sin verla como tal, como la Academia de Hollywood que ni llegaron a nominarla. Eso sí, el film y la canción sí que lo hicieron y ella consiguió estar al frente de una canción ganadora de un Oscar por segunda vez.

Todo el mundo estaba expectante y en octubre llegó el primer single de la banda sonora de Evita. Se trataba de “You Must Love Me”, el tema inédito que Tim Rice y Andrew Lloyd Webber habían escrito expresamente para la película. Como Madonna estaba embarazada, el video fue bastante sencillo y en él aparecía M tras un piano que ocultaba su ya notable vientre. Todo esto mezclado con imágenes del film. Éste, como todos los videos que salieron de la banda sonora fueron dirigidos por el autor de la película Alan Parker. El tema no tuvo una gran repercusión, porque todo el mundo esperaba a que llegara el tema principal a todas las radios. Era finales de octubre de 1996 y hasta mitad de noviembre no llegaría el álbum completo. El dísco salió en dos formatos, primero en edición sencilla con una selección de temas del film y más tarde apareció el doble álbum con todas las canciones de la película. La banda sonora tuvo muy buena respuesta y consiguió el número uno en diferentes países, entre ellos en Reino Unido y el dos en otros como Francia, Italia o Estados Unidos. En España se quedó en el dieciseis. La cara b del single era “Rainbow High” y la foto del single era una imagen de la película en la que aparece Madonna siendo recibida por el Papa, parte de la película que aparece durante el tema “Rainbow Tour”.

Fue por fin en febrero de 1997 cuando el mundialmente conocido “Don’t Cry for Me Argentina” salió como single convirtiéndose en todo un éxito en el planeta. Los remixes, algunos con frases cantadas inéditas en español para las mezclas expresamente y producidos por Pablo Flores, hicieron que el single fuera un superventas y llegó al número uno en sitios como España o Francia, donde Madonna conseguía así su segundo número uno tras “La Isla Bonita”. En la mayoría de los más importantes comercios musicales del mundo el tema entró en el top 5. El video que se emitía en todas las televisiones era el momento del film en el que se interpretaba esta canción y la cara b del single fue “Santa Evita”, extraído de la banda sonora. La portada del single, un fotograma del film tomado de Madonna cantando el tema en el Balcón de la Casa Rosada. De este single se editaron dos versiones, siendo la segunda con la portada enmarcada en bordes negros.

Era el momento de Madonna y ella estaba pletórica. Ese mismo febrero cuando M sonaba con “Don’t Cry for Me Argentina” en todo el mundo ella se subía al escenario del Kodak Theatre para interpretar “You Must Love Me” en la gala de los Oscars. El tema consiguió el premio a la mejor canción de un film, único galardón que consiguió de las cinco nominaciones que tuvo.  Semanas antes había conseguido su Globo de Oro y ella ya estaría pensando en su próximo álbum.

Algunos países europeos quisieron dar más proyección al álbum y decidieron sacar otra balada como tercer y último single. La elegida fue “Another Suitcase in Another Hall”. La canción fue bien recibida y llegó al 2 en Bélgica, el 4 en Italia y el 7 en Reino Unido. Para incentivar la venta, se editó una versión que incluía postales con imágenesevita_soundtrack-back de la película. La portada del single fue tomada una vez más del film, concretamente de la canción “Eva Beware of the City” y como cara b se eligió el tema “Don’t Cry Argentina”.

Un cuarto single fue propuesto y llegaron a hacerse remixes oficiales que salieron a la luz. El tema en cuestión era “Buenos Aires” y se editaron singles promocionales en vinilo 12″ y cd, ambos sin portada, pero finalmente la canción no vio la luz como single oficial.

“Evita” no fue sólo un éxito para Madonna por ser su primera película que se saldó con un éxito en taquilla gracias a los 179 millones de dólares que consiguió frente a los 55 que costó, sino porque le dio un gran prestigio como actriz, algo que ella buscaba desde los comienzos de su carrera, la colmó de halagos  y le abrió un mundo de luz que reflejó en el álbum que estaba por llegar. La mayor re-invención del universo Madonna ya se estaba fraguando.

Tracklist